domingo, 7 de octubre de 2012

Visitar Barranquilla no es solo contagiarse de la alegría de su gente, los hermosos atractivos turísticos para visitar y la belleza arquitectónica que ofrece a sus visitantes, sino también de una gastronomía deliciosa y variada, materializada en la cultura barranquillera.
La mezcla cultural y la influencia caribeña, aportan diversidad y sabor en la gastronomía , platos típicos como el sancocho de guandú con carne salada, la butifarra, los bollos de yuca entre otros sabores caribeños destacan lo mejor de los cocina costeña.

La cocina de Barranquilla y sus alrededores, como la mayoría de las regiones de América, surge del tremendo choque cultural que trajo consigo el descubrimiento de nuestro continente. La llegada del europeo, y posteriormente la del africano, produjo no solo el surgimiento de una nueva raza, sino alegres aires musicales, una cultura con rasgos muy particulares, novedosas formas de lenguaje y, por supuesto, la introducción de ingredientes desconocidos que dieron origen a una culinaria originalísima. Los europeos nos legaron el ganado, los cerdos, las gallinas, el cilantro, el ajo, la leche, el arroz, las aceitunas, la cebolla, los cítricos, la caña y el trigo, sin los cuales no podríamos imaginar nuestra dieta diaria. África nos trajo el coco, el café, el mijo, el sorgo, el plátano, la calabaza, el melón, el tamarindo, el banano y el ñame. A su vez, América empezó a exportar al mundo sus muy variados productos, los cuales se integraron de inmediato a las preparaciones ya existentes, perfeccionándolas: La pizza, cuyos antepasados se preparaban con sangre de cerdo y miel, pasó a bañarse en las deliciosas salsas de nuestros tomates; el hierático maíz dio origen a la polenta; la señorial papa calmó el hambre de miles de europeos desplazando incluso al pan; y el alegre cacao se convirtió en la base de los más finos dulces. La cocina del Nuevo Mundo es, pues, un gran crisol de olores y sabores donde se combinaron felizmente los ingredientes de la América indígena con las viandas traídas de Europa, Asia y África, del que la gastronomía de Barranquilla es una muestra muy representativa. Sin más, que se sirvan los platos sobre las mesas.

Es preciso señalar, no obstante, que Barranquilla ha carecido hasta ahora de una recopilación que comprenda las comidas verdaderamente arraigadas a nuestra historia y nuestras costumbres. Por lo tanto, consciente de que los barranquilleros estamos en mora de preservar la memoria culinaria de la ciudad, quise desarrollar un recuento honesto de nuestros platos populares, sin las distorsiones de los ingredientes gourmet que les añaden ciertos libros y sitios en Internet para darles un toque más internacional. En mi concepto, la cocina típica de una región no es otra que la que se prepara y se come a diario en los hogares de la gente común y corriente. Sin duda, nuestras recetas deben evolucionar hacia una proyección internacional mediante la incorporación de los ingredientes adecuados y su inevitable transformación. Pero si en ese proceso se confunde la esencia de nuestros platos, el resultado será su total distorsión, perdiendo más que ganando en sabor y confundiendo a quien los deguste. Para poder avanzar, pues, es necesario reconocer la sencillez de nuestros platos, la poca utilización de ingredientes gourmet, la escasa evolución de nuestras recetas y su nula proyección internacional, falencia de todas las gastronomías regionales de Colombia. 
Como las grandes ciudades del mundo, Barranquilla cuenta ya con una completa Guía gastronómica.

Por otra parte, Silvana Puello Visbal, directora del Comité Mixto de Promoción del Atlántico, habló para EL HERALDO sobre esta nueva publicación. “La Guía gastronómica es un proyecto que pudimos culminar este año con su lanzamiento. Se reunió en este documento una muestra de restaurantes de la ciudad y además la Guía cuenta la historia y la tradición culinaria de Barranquilla”. 
Este documento nace, según cita, “debido al creciente número de restaurantes de excelente calidad,  ubicados en sus localidades y en el área metropolitana de Barranquilla, que brindan  una oferta gastronómica que les permite a propios y extraños realizar la más variada y exquisita gira por todos  los sabores del mundo”. 
La Guía fue publicada con una atractiva presentación y un tamaño práctico para el bolsillo, que servirá para “orientar de manera precisa a turistas y residentes por ese nutrido territorio de delicias”. El proyecto fue elaborado con los más rigurosos criterios profesionales y mapas que lo ayudarán a elegir la ruta a la hora de ir en busca de alguna experiencia gastronómica.
El proyecto estuvo bajo la supervisión de la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo, con el apoyo de Afif Simán Slebi y contó con la asesoría de la Jefa Unidad de Patrimonio y Turismo, Mábel Zúñiga Carrillo. Como director gastronómico de la Guía estuvo Alex Quessep, en compañía del historiador Enrique Morales y la edición de Joaquín Mattos Omar.
La Guía está ilustrada por una amplia muestra de fotografías realizadas por Salwa Amashta,  que exponen los colores y sabores de los frutos y platos de la ciudad. Entre las curiosidades de la Guía cuenta con una reseña de la escritora Amira de la Rosa sobre las delicias del  bollo de yuca.
“La Guía contiene personajes, sitios turísticos y restaurantes ubicados por zonas en la ciudad. Este documento se convierte en un importante material de consulta para los amantes de la gastronomía”, expresó Silvia Puello, quien a través del Comité Mixto de Promoción del Atlántico, comenzó a promover a la ciudad en redes sociales, en la cuenta de Twitter: @visitBarranquilla, que trina a diario los eventos y agenda turística recomendada de la ciudad.
La Guía gastronómica será nuestra carta de presentación como ciudad en las principales ferias de turismo del mundo.
Puntos de distribución
Aeropuerto Ernesto Cortissoz
Plaza de la Aduana
Parque Cultural del Caribe
Museo de Arte Moderno
Hoteles
Agencias de Viaje
Embajadas
Consulado 
Ferias locales, nacionales e internacionales 
Ruedas de negocios de Proexport
Probarranquilla y en eventos de la Alcaldía de Barranquilla y Gobernación del Atlántico.



Visitar Barranquilla no es solo contagiarse de la alegría de su gente, los hermosos atractivos lugares turísticos para visitar y la belleza arquitectónica que ofrece a sus visitantes, sino también de una gastronomía deliciosa y variada, materializada en la cultura barranquillera.

La mezcla cultural y la influencia caribeña, aportan diversidad y sabor en la gastronomía , platos típicos como el sancocho de guandú con carne salada, la butifarra, los bollos de yuca entre otros sabores caribeños destacan lo mejor de los cocina costeña.

La cocina de Barranquilla y sus alrededores, como la mayoría de las regiones de América, surge del tremendo choque cultural que trajo consigo el descubrimiento de nuestro continente. La llegada del europeo, y posteriormente la del africano, produjo no solo el surgimiento de una nueva raza, sino alegres aires musicales, una cultura con rasgos muy particulares, novedosas formas de lenguaje y, por supuesto, la introducción de ingredientes desconocidos que dieron origen a una culinaria originalísima. Los europeos nos legaron el ganado, los cerdos, las gallinas, el cilantro, el ajo, la leche, el arroz, las aceitunas, la cebolla, los cítricos, la caña y el trigo, sin los cuales no podríamos imaginar nuestra dieta diaria. África nos trajo el coco, el café, el mijo, el sorgo, el plátano, la calabaza, el melón, el tamarindo, el banano y el ñame. A su vez, América empezó a exportar al mundo sus muy variados productos, los cuales se integraron de inmediato a las preparaciones ya existentes, perfeccionándolas: La pizza, cuyos antepasados se preparaban con sangre de cerdo y miel, pasó a bañarse en las deliciosas salsas de nuestros tomates; el hierático maíz dio origen a la polenta; la señorial papa calmó el hambre de miles de europeos desplazando incluso al pan; y el alegre cacao se convirtió en la base de los más finos dulces. La cocina del Nuevo Mundo es, pues, un gran crisol de olores y sabores donde se combinaron felizmente los ingredientes de la América indígena con las viandas traídas de Europa, Asia y África, del que la gastronomía de Barranquilla es una muestra muy representativa. Sin más, que se sirvan los platos sobre las mesas.


Por otra parte, Silvana Puello Visbal, directora del Comité Mixto de Promoción del Atlántico, habló para EL HERALDO sobre esta nueva publicación. “La Guía gastronómica es un proyecto que pudimos culminar este año con su lanzamiento. Se reunió en este documento una muestra de restaurantes de la ciudad y además la Guía cuenta la historia y la tradición culinaria de Barranquilla”. 
Este documento nace, según cita, “debido al creciente número de restaurantes de excelente calidad,  ubicados en sus localidades y en el área metropolitana de Barranquilla, que brindan  una oferta gastronómica que les permite a propios y extraños realizar la más variada y exquisita gira por todos  los sabores del mundo”. 
La Guía fue publicada con una atractiva presentación y un tamaño práctico para el bolsillo, que servirá para “orientar de manera precisa a turistas y residentes por ese nutrido territorio de delicias”. El proyecto fue elaborado con los más rigurosos criterios profesionales y mapas que lo ayudarán a elegir la ruta a la hora de ir en busca de alguna experiencia gastronómica.
El proyecto estuvo bajo la supervisión de la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo, con el apoyo de Afif Simán Slebi y contó con la asesoría de la Jefa Unidad de Patrimonio y Turismo, Mábel Zúñiga Carrillo. Como director gastronómico de la Guía estuvo Alex Quessep, en compañía del historiador Enrique Morales y la edición de Joaquín Mattos Omar.
La Guía está ilustrada por una amplia muestra de fotografías realizadas por Salwa Amashta,  que exponen los colores y sabores de los frutos y platos de la ciudad. Entre las curiosidades de la Guía cuenta con una reseña de la escritora Amira de la Rosa sobre las delicias del  bollo de yuca.
“La Guía contiene personajes, sitios turísticos y restaurantes ubicados por zonas en la ciudad. Este documento se convierte en un importante material de consulta para los amantes de la gastronomía”, expresó Silvia Puello, quien a través del Comité Mixto de Promoción del Atlántico, comenzó a promover a la ciudad en redes sociales, en la cuenta de Twitter: @visitBarranquilla, que trina a diario los eventos y agenda turística recomendada de la ciudad.
La Guía gastronómica será nuestra carta de presentación como ciudad en las principales ferias de turismo del mundo.
Puntos de distribución
Aeropuerto Ernesto Cortissoz
Plaza de la Aduana
Parque Cultural del Caribe
Museo de Arte Moderno
Hoteles
Agencias de Viaje
Embajadas
Consulado 
Ferias locales, nacionales e internacionales 
Ruedas de negocios de Proexport
Probarranquilla y en eventos de la Alcaldía de Barranquilla y Gobernación del Atlántico.